Blogia
Noche de Ronda

El castillo de Vozmediano

Ayer falté a esta cita porque estuve practicando una estúpida afición que tengo: subir una montaña para luego volverla a bajar. El turno fue del Moncayo, cumbre principal del Sistema Ibérico, y techo de las provincias de Soria y Zaragoza. Ascensión de escasísima dificultad, en particular subiendo desde el lado zaragozano como hice ayer, desde el Santuario de la Virgen del Moncayo, por el que son son tan solo 700 m de desnivel por una senda muy bien marcada; pero que merece la pena probar por la belleza de la montaña en si (una cumbre curiosamente aislada) como por lo agreste del resto de la comarca, fronteriza entre Aragón y Castilla, y plena de naturaleza, historia y magia. El Parque Natural del Moncayo y sus extensos bosques de hayas, escenario probable de La corza blanca y El gnomo, Leyendas de Bécquer, Trasmoz, la villa de las brujas o Vozmediano, con su espléndido castillo.

Vozmediano es una localidad de la comarca del Campo de Gómara marcada por las guerras y disputas entre los reinos de Castilla y Aragón, como corresponde a una villa fronteriza. Varias veces pasó de uno a otro, incluso como parte de operaciones mercantiles. La frontera sólo descansó tranquila en 1453, cuando por el tratado de 7 de diciembre en Valladolid, se suspendían las hostilidades entre Castilla y Aragón y se autorizaba el libre comercio. Todas las villas en litigio Villarroya, Berdejo, Bordalba, Tornos, Montuenga, Villel, Vozmediano, Peña Alcázar, Briones, Atienza y Jubera se devolvían mutuamente (Menéndez Pidal, Historia de España Vol. 15 pg.196)

No es éste sin embargo el origen de su castillo, que podría tener antecedentes romanos (recinto interior) y árabes (torre del homenaje y recinto exterior), si bien no parece que interviniera en la reconquista de la frontera del Duero y no es hasta el siglo XII en que se tiene las primeras noticias documentadas. La mayor parte de la construcción actual data de los siglos XIII-XIV.

Está situado sobre la roca viva de una peña que domina la población y bajo la que nace el segundo brazo del río Queiles (El nombrado manadero de Vozmediano).



Cuenta con dos recintos:
- En el recinto interior, que es de forma rectangular, destacan la gigantesca torre del Homenaje que se levanta en una de sus esquinas, y otra torre en la esquina opuesta. En el interior de la torre del Homenaje aún pueden verse los arcos cruzados que sustentaban los pisos interiores de la torre.
- El recinto exterior posee varias torres cuadradas y alguna torre redonda artillera construida posteriormente. Sus muros son de considerable altura, y en ellos pueden distinguirse los sucesivos recrecidos a que fueron sometidos por las diferencias de color de las piedras utilizadas, e incluso pueden verse incrustado en ellos las almenas originales sin desmochar existentes antes de realizar alguna ampliación.

El acceso al castillo se realiza por un paso acodado en una torre de una de las esquinas de su recinto exterior. De la torre del homenaje, fácilmente accesible, llama poderosamente la atención los arcos cruzados de su interior, a varias alturas, esqueletos de lo que fueran los distintos pisos interiores.

Actualmente el castillo hace las funciones de cementerio para la población.



Curioso país este nuestro; en el último pueblo (57 habitantes censados) de la comarca más remota, fuera de toda ruta turística, y desconocida para el mundo, existe una construcción defensiva de estratigrafía probable desde época romana, cuando éste es uno de los hechos de los que más orgullosos se muestran los guías cuando te enseñan la Torre de Londres, probablemente uno de los monumentos más visitados de Europa.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres