Blogia
Noche de Ronda

Ineptitud

El descubrimiento de la longevidad de los pinos de Great Basin que crecían
en California, hizo que grupos conservacionistas de Nevada se fijasen en los
que crecían en su estado. Una organización encabezada por Darwin Lambert
empezó a estudiarlos y bautizó a los ejemplares más destacados con nombres
como Buda, Prometeo, Sócrates..., sin embargo, este grupo carecía de fondos,
por lo que pronto estas investigaciones fueron abandonadas y los
Intermountain Bristlecones, como son conocidos en EEUU, cayeron en el
olvido.

Sin embargo, en 1964, un joven becario llamado Donald R. Currey que
realizaba una tesis sobre los glaciares de la zona se enteró de la
existencia de estos fósiles vivientes y se dispuso a estudiarlos, con lo que
entró por méritos propios en la lista de los mayores ineptos de la botánica.

Donald R. Currey se dispuso a tomar muestras de estos árboles y se fijó en
uno que estaba situado en el Pico Wheeler al que Lambert había llamado
Prometeo o WPM-114. Para conocer su edad, al estudiante no se le ocurrió
otra cosa que talarlo. Pidió permiso al Servicio Forestal que
inexplicablemente fue concedido.

Currey taló a Prometeo y determinó que tenía 4.950 años, es decir, había
matado el árbol más viejo del mundo. Prometeo, que había nacido antes de que
se construyesen las grandes pirámides egipcias, había sucumbido al hacha del
becario Donald. R. Currey.

(Recibido por correo electrónico)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres